El Olvido De Una Mujer Resulto Ser La Primera Etapa De Alzheimer

Lupita Gutierrez-Parker trabajó como asesora de admisión regional para la Universidad del Este de Washington, lo que la mantuvo ocupada, pero de repente se le olvidaban las cosas, se sentía confundida y esto comenzó a afectar su trabajo, algo que la hizo sentir preocupada. Visitó a su médico, quien luego de realizar varias pruebas confirmó que esto definitivamente no era normal y le diagnosticó un deterioro cognitivo leve (MCI) y un año más tarde su enfermedad ha progresado a un estado inicial de Alzheimer.

Lupita Gutierrez-Parker

Lupita Gutierrez-Parker

“Nada tiene sentido para mí”, recuerda ella misma. Tenía 61 años cuando le diagnosticaron la enfermedad de Alzheimer, y a esta edad se considera joven, ya que es una enfermedad que generalmente afecta a las personas mayores de 65 años. “Mi vida cambió inmediatamente después de mi diagnóstico. Todo fue un borrón. Me quedé impactada. Me senté abrumada mientras escuchaba al médico explicar lo que estaba pasando con mi cerebro. Por un momento, tuve esperanzas sobre una posible cura, pero pronto aprendí que no había ninguna disponible actualmente, así que me inspiré para intentar cambiar la narrativa sobre la enfermedad de Alzheimer “.

Gutiérrez pasó semanas sin decirle a nadie sobre su diagnóstico, pensando cómo esto cambiaría su vida y cómo reaccionarían su familia y sus amigos. “Finalmente compartí las noticias con mis dos hijas y quedaron devastadas”, dice. “Me rompe el corazón saber cuán injusto es que algún día tengan que ser mis cuidadoras”.

Las personas de su alrededor se sorprendieron con su transparencia sobre su diagnóstico. “No fue fácil compartir las noticias, pero necesitaba publicarlas para que todos pudiéramos empezar a tratar con el nuevo yo. Nunca es fácil, pero quiero servir de ejemplo y abogar por la educación y la divulgación en diversas comunidades “, dice.