Estas Son Las Grasas Que Podrían Acortar Su Vida

Suelte esa mantequilla, esa margarina, esos lácteos ricos en grasa: un estudio reciente respalda la idea de que esas grasas “saturadas” son malas para usted.

El estudio, que siguió a más de 126,000 personas durante tres décadas, encontró que las que comían unas cantidades más altas de grasas saturadas y grasas trans murieron antes que las que consumían grasas insaturadas, que son más saludables.

LIKE DailyVitamina.com on Facebook! Get Your Daily Vitamin…FOR LIFE!

[ione_facebook_like_box url_segment=dailyvitamina height=”260”]

Las grasas insaturadas incluyen las grasas vegetales no procesadas, como las que se encuentran en el aceite de oliva, canola o soya, explicaron los autores del estudio.

“Estos hallazgos respaldan a las recomendaciones dietéticas actuales de reemplazar la grasa saturada y la grasa trans con grasas insaturadas”, concluyó un equipo de investigadores dirigido por el Dr. Frank Hu, de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Boston.

Una nutricionista cree que el estudio debería ayudar a aclarar la confusión que muchos consumidores sienten sobre las grasas en la dieta.

“Hay una idea errónea común de que comer grasas en la dieta hace que uno aumente de grasa en el cuerpo”, dijo Sharon Zarabi, nutricionista del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. “Es importante analizar qué se está comiendo: ¿son grasas hidrogenadas junto con carbohidratos refinados [como el pan blanco] o son grasas insaturadas de origen vegetal?”.

En el nuevo estudio, el equipo de Hu usó datos de dos estudios en curso de enfermeras y profesionales sanitarios de EE. UU., que recibieron un seguimiento de la dieta y la salud durante décadas.

La ingesta de grasa en la dieta de los participantes se evaluó al principio del estudio, y nuevamente cada dos a cuatro años. Entonces, se siguió su dieta y salud durante hasta 32 años.

healthy fats Durante el seguimiento, murieron más de 33,300 participantes. El equipo de Hu reportó que comer más grasa saturada y grasa trans se asoció con un riesgo más alto de morir durante el estudio.

Por ejemplo, por cada aumento del 2 por ciento en la ingesta de grasa trans, hubo un aumento del 16 por ciento en las probabilidades de fallecer durante el periodo del estudio, encontraron los investigadores.

Las grasas trans son una forma particularmente malsana de grasa de la dieta, que se están eliminando gradualmente de la comida estadounidense, anotaron los autores del estudio.

De la misma forma, cada aumento del 5 por ciento en la ingesta de grasa saturada se vinculó con un aumento del 8 por ciento en el riesgo de morir durante el periodo del estudio, según los hallazgos.

Pero con las grasas insaturadas de origen vegetal ocurrió lo contrario. En ese caso, comer unas altas cantidades de grasas poliinsaturadas o monoinsaturadas se vinculó con una reducción del 11 al 19 por ciento del riesgo de muerte durante el periodo del estudio.