Supervivientes Al Cáncer Están Viviendo Más Tiempo

A medida que la población estadounidense envejece, hay más adultos que sobrevivirán al cáncer y vivirán con otras afecciones crónicas, lo que será una carga para el sistema de atención de la salud, según las autoridades sanitarias del gobierno de EE. UU.

“Estamos viendo el impacto creciente de una población que se hace mayor (fomentado por el envejecimiento de la generación de la postguerra) en enfermedades importantes, incluyendo el cáncer”, dijo la investigadora principal, Shirley Bluethmann, miembro de prevención del cáncer del Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.

LIKE DailyVitamina.com on Facebook! Get Your Daily Vitamin…FOR LIFE!

[ione_facebook_like_box url_segment=dailyvitamina height=”260”]

En 2016, casi un 62 por ciento de casi 16 millones de supervivientes al cáncer tenían a partir de 65 años de edad, dijeron los investigadores. En 2040, se estima que un 73 por ciento de los 26 millones de supervivientes al cáncer tendrán a partir de 65 años.

“Este aumento estable y dramático afectará al sistema de atención sanitaria, y a veces también se le llama el ‘tsunami de plata'”, comentó Bluethmann. “No solamente tiene implicaciones para las personas mayores que tienen un riesgo más alto de sufrir cáncer, sino que también significa que tendremos más pacientes de edad avanzada con necesidades de salud más complejas”.cancer survivor

Ante esta dificultad, los profesionales de atención sanitaria tendrán que crear equipos de colaboración para la atención médica, incluyendo a los médicos, personal de enfermería y otros cuidadores, a fin de poder atender a las necesidades de esta población vulnerable, indicó Bluethmann.

“También tenemos que enfatizar los beneficios del estilo de vida para la prevención y el control del cáncer durante toda la vida”, añadió.

“Las decisiones con respecto al estilo de vida, incluyendo hacer ejercicio de forma regular y mantener un peso saludable, podrían prevenir algunos tipos de cáncer, y también ofrecer a muchos el beneficio de preservar las funciones, reducir los síntomas y promover una vida de alta calidad en la vejez”, dijo Bluethmann.