No Es Bueno Avergonzar A Los Niños Con Sobrepeso

Los niños con sobrepeso a quienes se avergüenza o se estigmatiza son más propensos a comer por atracón o a aislarse que a hacer cambios positivos como perder peso, señala un importante grupo de pediatras.

En una nueva declaración de política, la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) ofrece orientación para ayudar a los padres, a los maestros, a las autoridades escolares y a los pediatras a ayudar a los niños con sobrepeso y obesos sin hacerlos sentirse mal sobre sí mismos.

“Estamos viendo un problema creciente respecto al estigma por el peso. En un esfuerzo mal informado por intentar lograr que los niños cambien, la gente acaba reforzando las conductas de afrontamiento negativas”, advirtió el autor líder de la declaración de política, el Dr. Stephen Pont.

“Observamos una oportunidad para hacer que los proveedores sean conscientes del estigma y para hacer que el público sea consciente del estigma sobre el peso”, añadió.overweight kid

Con frecuencia, la gente cree que al avergonzar a una persona o a un niño con sobrepeso pueden motivarles a hacer cambios positivos en sus vidas. Pero sin duda eso no es lo que sucede.

Los autores de la declaración dijeron que en lugar de motivar a los niños, estigmatizarlos puede empeorar la obesidad al hacer que los niños sean menos propensos a participar en actividad física o buscar atención de la salud. También hace que los atracones de comida y el aislamiento social sean más probables, según la declaración.

El estigma del peso puede afectar de forma dramática a la calidad de vida de los jóvenes.

El Dr. Chris Karampahtsis, psiquiatra de niños, adolescentes y adultos en el Hospital de Winthrop de la NYU en Mineola, Nueva York, dijo que vio un estudio anterior que comparó la calidad de vida de los pacientes con cáncer frente a la calidad de vida de los pacientes obesos, y los pacientes con cáncer reportaron una mejor calidad de vida.

La nueva declaración, publicada en línea el 20 de noviembre en la revista Pediatrics, aparece junto con un nuevo estudio que se enfocó en la forma en que la sociedad y los medios de comunicación no ayudan a reducir el estigma que sienten los niños con sobrepeso. Peor aún, es probable que los medios sean un factor contribuyente significativo a los problemas de peso de los jóvenes en primer lugar.

El estudio, cuya autora principal es la Dra. Eliana Perrin, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke, observó las 31 películas calificadas como G y PG más taquilleras de 2012 a 2015.

Los investigadores encontraron que todas las películas tenían contenido que promovían la obesidad. Por ejemplo, un 87 por ciento mostraban alimentos malsanos, y un 71 por ciento mostraban porciones de tamaños excesivos. Casi dos tercios de las películas mostraban a personas que consumían bebidas endulzadas con azúcar.

Estas películas promueven conductas malsanas que podrían conducir a la obesidad, y también estigmatizan a los niños que pesan demasiado, anotaron los investigadores.