Es Mejor El Ejercicio O La Vitamina D Para Prevenir Caídas?

Las caídas y las fracturas son una causa importante de discapacidad en la vejez. Un influyente grupo de trabajo médico de EE. UU. recomienda el ejercicio y, en algunos casos, una evaluación médica para ayudar a las personas mayores a no perder el pie.

Pero el borrón de nuevas recomendaciones del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. (USPSTF) señala que no hay suficientes evidencias en este momento para aconsejar o desaconsejar que se tomen complementos de vitamina D o calcio para prevenir los huesos rotos.

Y según las evidencias actuales, el panel desaconseja tomar vitamina D exclusivamente para prevenir las caídas.

En los estadounidenses de a partir de 65 años de edad, las caídas son la principal causa de lesiones y fallecimientos relacionados con las lesiones, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. En promedio, una persona mayor se cae cada segundo en Estados Unidos, señalan los CDC.

“Por suerte, hay cosas que podemos hacer para prevenir las caídas”, apuntó el Dr. Alexander Krist, miembro del grupo de trabajo.

Pero “encontramos que no está claro si la vitamina D y el calcio pueden ayudar a prevenir las fracturas a unas dosis más altas”, dijo Krist, profesor asociado de medicina familiar y salud de la población en la Universidad Estatal de Virginia. “No previenen fracturas a dosis más bajas”.

Falling in the streetSe necesita más investigación para evaluar el beneficio potencial de unos complementos de calcio y vitamina D en dosis altas en la prevención de las fracturas tras la menopausia, anotó el grupo de trabajo.

“Esperamos que hable con el proveedor de atención primaria sobre el ejercicio para prevenir las caídas si tiene alguna preocupación sobre caerse, además de los complementos de vitamina D o calcio si tiene alguna pregunta sobre su riesgo personal de fracturas”, añadió Krist.

El USPSTF, un panel independiente de expertos, ofrece orientación a los médicos sobre cómo prevenir los problemas médicos.

Las directrices propuestas buscan ayudar a prevenir las caídas y las fracturas en adultos con un estado de salud general bueno de a partir de 65 años de edad que viven en casa y que no tienen problemas médicos como la osteoporosis, la deficiencia de vitamina D, la enfermedad de Parkinson o la demencia.

Tras revisar los estudios disponibles, “encontramos que el ejercicio tiene un beneficio moderado en la prevención de las caídas en los adultos mayores con un riesgo más alto de caídas”, dijo Krist.