Mujeres: ¿Están Cuidando Sus Ojos?

Las mujeres en promedio viven más tiempo que los hombres y son capaces de tener hijos, lo que es una gran noticia, pero al mismo tiempo, estas cosas aumentan su riesgo de tener problemas oculares. Son más propensas a sufrir enfermedades y afecciones oculares, como cataratas, glaucoma, ojos secos y degeneración macular relacionada con la edad (DMAE). Por eso es tan importante que las mujeres visiten a su oftalmólogo regularmente.

Cataratas

Las cataratas nublan la vista y son la principal causa de ceguera, a menudo ocurren después de los 40 años de edad. Las cataratas se pueden extirpar quirúrgicamente, con este procedimiento se retira la lente del ojo y se reemplaza con un implante de lente intraocular. La cirugía puede mejorar la vista hasta en un 95%.

brown eye

Glaucoma

Esta es la segunda causa de ceguera y ocurre cuando la presión en el ojo es demasiado alta, causando daño al nervio óptico. Las mujeres son más propensas a ser diagnosticadas con glaucoma y podría estar relacionado con la forma de sus ojos. La cámara delantera entre el iris y la córnea es menos profunda en las mujeres que en los hombres. Los hispanos también tienen un mayor riesgo de sufrir glaucoma. Muchas veces se pueden obtener gotas de prescripción médica para disminuir la presión ocular, lo que retrasa la progresión del glaucoma.

 

Degeneración macular relacionada con la edad (DMAE)

Esta es la causa número uno de pérdida de la visión en personas mayores de 40 años en los Estados Unidos y las mujeres corren un mayor riesgo, ya que viven más tiempo que los hombres. El DMAE destruye la parte de la visión que permite leer y conducir, afecta a la mitad de la retina que controla la visión de detalle fino. La genética juega un factor importante, pero la edad, fumar y tener los ojos de color claro también aumenta el riesgo. A menudo, un médico puede sugerirle tomar antioxidantes especiales y suplementos de zinc para ralentizar la progresión, pero también pueden aplicarse tratamientos con láser para destruir nuevos vasos sanguíneos y medicamentos para bloquear su crecimiento.