Adolescentes Ayudan A Personas De La Comunidad A Obtener Atención Médica Gratis

Los inmigrantes de primera generación se enfrentan a muchos desafíos y a menudo ponen en riesgo su salud porque muchos de ellos trabajan largas horas para poder mantener a sus familias. Muchas veces se saltan las visita al médico, incluso cuando se sienten mal porque les preocupa el alto costo de la atención médica. Esto les pone en riesgo de desarrollar enfermedades crónicas, como enfermedades cardíacas y la diabetes. El programa de la clínica gratuita Westminster, Corazones Sanos Para Mi Familia, va un paso más allá para asegurarse de que los pacientes en Thousand Oaks, CA. reciben la atención médica que necesitan, independientemente de su estatus de inmigración. Les proporcionan atención médica gratuita, materiales educativos y mucho más, con la ayuda de muchos voluntarios, de los cuales la mayoría son adolescentes.

Westminster Free Clinic

“Todo el mundo que trabaja aquí entiende los retos que supone, porque ser bilingüe no es suficiente, tienes que buscarte un equipo que realmente entienda el tipo de reto al que se enfrentan los inmigrantes de primera generación,” dice Lisa Safaeinili, directora ejecutiva de la clínica gratuita Westminster.

La clínica atiende, en gran parte a latinos con ingresos bajos, trabajadores sin seguro que tienen más de un empleo y aún así no son capaces de pagarse un seguro médico. “Todo lo que hacemos en la clínica es gratuito e intencional, porque queremos asegurarnos de que la gente no deje a un lado su salud,” explica la directora.

Las enfermedades que afectan a las personas que visitan su clínica son la diabetes y enfermedades cardiovasculares. “Si no se trata lo antes posible, puede perder su visión o terminar con un accidente cerebrovascular, daño en los riñones y muchos otros graves problemas que pueden dejarle fuera de juego”, afirma.

La clínica ofrece atención médica gratuita, servicios de salud mental, promoción de la salud, servicios de wellness y mucho más. Todo lo que ofrecen está en español y es culturalmente sensible a las necesidades de la comunidad. El noventa por ciento del personal está compuesto por voluntarios y la mejor parte es el teen healthcare internship (becas para adolescentes de temas relacionados con la salud).