¿Está Tomando Agua Contaminada?

Millones de estadounidenses se exponen a niveles no seguros de sustancias químicas peligrosas en el agua potable, que podrían provocar una variedad de problemas de salud, informan unos investigadores.

Esos problemas de salud pueden abarcar desde el cáncer hasta unos niveles más altos de colesterol y afecciones de los sistemas inmunitario y hormonal, advirtieron los científicos.

LIKE DailyVitamina.com on Facebook! Get Your Daily Vitamin…FOR LIFE!

[ione_facebook_like_box url_segment=dailyvitamina height=”260”]

Los niveles de esos compuestos, conocidos como sustancias polifluoroalquiladas y perfluoroalquiladas (PFAS, por sus siglas en inglés), superan los niveles de seguridad recomendados por el gobierno para al menos seis millones de personas en Estados Unidos, encontró el estudio. GLASS OF WATER FROM FAUCET

“Esas sustancias quizá tengan nombres complejos, pero las personas se exponen a ellas a través de las sartenes antiadherentes y los embalajes, cosas que usamos en nuestras vidas”, apuntó la investigadora líder, Cindy Hu, del departamento de salud ambiental de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard.

“Esas sustancias tienen efectos preocupantes para la salud, y el agua potable es una de las principales formas en que la gente se expone a los PFAS”, añadió. Pero este estudio no se diseñó para probar que esas sustancias provoquen los problemas de salud.

Aunque algunos de esos compuestos se descartaron hace décadas, persisten en el ambiente, explicó Hu, y otros tipos de esas sustancias siguen usándose en la fabricación y en la espuma que se usa para apagar incendios.

Hu añadió que la exposición a los PFAS es probablemente incluso mayor de lo que se reporta en este estudio. Por ejemplo, ni siquiera se evalúan los PFAS en el agua potable que consumen casi 100 millones de estadounidenses, anotó.

WOMAN DRINKING WATERA menos que las personas evalúen el agua que beben, no tienen ni idea de si se están exponiendo a niveles altos de PFAS, dijo Hu. Además, los efectos de salud de esas sustancias se pueden acumular con el tiempo, dado que tienden a permanecer en el organismo.

Las personas expuestas a los PFAS en el agua potable en realidad no tienen forma de evitar la exposición, lamentó Hu. La meta debe ser que esos compuestos no lleguen al agua en primer lugar. En los lugares donde el nivel de PFAS sea particularmente alto, el sistema de aguas locales debe ofrecer otra fuente de agua, planteó.

Los métodos de tratamiento regulares que usan las plantas de agua no eliminan esas sustancias del agua, añadió Hu. Hu tampoco considera que el agua embotellada sea una buena alternativa, porque tiene sus propios problemas, como el hecho de que compuestos de las botellas de plástico contaminen el agua.