Los Niños Con Epilepsia Sufren a Menudo De Otras Condiciones de Salud

Casi un 80 por ciento de los niños que sufren de epilepsia, un trastorno convulsivo, también presentan otras afecciones de salud, como problemas digestivos y el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), encuentra un estudio noruego de gran tamaño.

“Los padres deben ser conscientes de este aumento en el riesgo de [otros] problemas de salud en sus hijos”, apuntó el autor del estudio, el Dr. Richard Chin.

LIKE DailyVitamina.com on Facebook! Get Your Daily Vitamin…FOR LIFE!

[ione_facebook_like_box url_segment=dailyvitamina height=”260”]

La epilepsia es un trastorno convulsivo crónico. Se estima que casi 4 millones de personas de Estados Unidos tienen epilepsia, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

El nuevo estudio incluyó información de salud de más de un millón de niños noruegos entre 2008 y 2013. Unos 6,000 de los niños tenían un diagnóstico de epilepsia, dijeron los investigadores.

child with epilepsyLos datos mostraron que casi cuatro de cada cinco niños con epilepsia tenían al menos un problema más de salud. Éstos incluyeron problemas médicos, neurológicos, del desarrollo o psiquiátricos.

Apenas un 30 por ciento de los niños sin epilepsia tenían problemas adicionales de salud, encontraron los autores del estudio.

 

Chin es investigador clínico principal en neurociencias pediátricas y director del Centro de Epilepsia Muir Maxwell de la Universidad de Edimburgo y del Hospital Real de Niños Enfermos en Edimburgo, Escocia.

Un punto fuerte de la nueva investigación es el tamaño de la población estudiada y la amplia variedad de problemas que los investigadores observaron, apuntaron los autores del estudio.

Tras los problemas digestivos, otros problemas médicos comunes incluyeron defectos congénitos que no involucraban al sistema nervioso central, problemas musculoesqueléticos, asma y otras dificultades de la respiración.

Entre los trastornos neurológicos comunes se encontraban la parálisis cerebral, el dolor de cabeza y defectos congénitos neurológicos, como la espina bífida. El TDAH era más de cinco veces más común en los niños que tenían epilepsia que entre los que no, y afectaba al 12 por ciento de los niños con el trastorno convulsivo, según los hallazgos.