¿Cómo Ayudan El Té y El Café a Los Diabéticos?

¿El café o el té pueden mejorar la supervivencia cuando se tiene diabetes?

 

Un diagnóstico de diabetes conlleva una larga lista de cosas que no se deben hacer. Pero una nueva investigación sugiere que el café y el té probablemente no deberían limitarse, porque cada uno de ellos podría ayudar a prevenir que se muera de forma prematura.

Al menos si usted es una mujer con diabetes.

Los hombres con diabetes no parecían obtener los beneficios de consumir cafeína en el nuevo estudio.

La investigación descubrió que las mujeres con diabetes que tomaron hasta una taza de café al día de forma regular (100 miligramos de cafeína) tenían un 51 por ciento menos de probabilidades de fallecer que las que no consumieron cafeína durante el estudio de 11 años de duración.

“Ya que más del 80 por ciento de la población adulta del mundo consume cafeína, es esencial comprender el impacto de este factor con respecto a la mortalidad cardiovascular, por cáncer y por cualquier causa”, dijo el investigador del estudio, el Dr. Joao Sergio Neves, residente de endocrinología en el Centro Hospitalario Sao Joao en Oporto, Portugal.

“Nuestro estudio mostró una asociación inversa significativa entre el consumo de cafeína y la mortalidad por cualquier causa en las mujeres con diabetes”, dijo Neves.woman drinking coffee

“Estos resultados sugieren que aconsejar a las mujeres con diabetes que beban más cafeína podría reducir su mortalidad. Esto representaría una opción sencilla, clínicamente beneficiosa y barata para las mujeres con diabetes”, planteó Neves.

Pero también indicó que este estudio observacional no puede demostrar una relación causal directa; solo encontró una asociación entre el consumo de cafeína y el riesgo de fallecer.

“Se necesitan más estudios, y lo ideal es que fueran ensayos clínicos aleatorios, para confirmar la existencia de este beneficio”, dijo Neves.

Los autores del estudio revisaron la información recogida en un estudio estadounidense que incluyó a más de 3,000 personas con diabetes, tanto de tipo 1 como de tipo 2. Los datos fueron recopilados entre 1999 y 2010.

Además de recoger información sobre la salud general, los investigadores preguntaron a los participantes sobre su consumo de cafeína a partir del café, del té y de los refrescos.

En el trascurso del estudio, un poco más de 600 personas fallecieron.

Los investigadores observaron que cuanto más café consumía una mujer con diabetes, menor era el riesgo de muerte. Las mujeres que tomaron entre 100 y 200 miligramos de cafeína al día en el café tenían un riesgo un 57 por ciento más bajo de muerte que las que no tomaron cafeína. En las mujeres que tomaron más de 200 miligramos al día en el café (dos tazas), el riesgo de mortalidad se redujo un 66 por ciento.