La NASA Rechazó A José Hernández 11 Veces, Pero Eso No Lo Detuvo

José Hernández es la definición de la perseverancia, el ex-astronauta mexicano-estadounidense habla de sus humildes comienzos como agricultor y cómo decidió que sería un astronauta con tan sólo 10 años.

Hernández pasó la mayor parte de su infancia trabajando con sus padres en las granjas de California. Viajó de ciudad en ciudad durante nueve meses, siguiendo la cosecha de frutas y hortalizas, lo que incluyó ir a Michoacán, México, tres meses. Mientras sus amigos pasaban el fin de semana yendo en bicicleta o viendo la televisión, Hernández y sus tres hermanos pasaban el fin de semana y las vacaciones de verano trabajando en el campo.

Un día su padre les pidió a sus 4 hijos que hablaran con sus profesores y les pidieran deberes para tres meses. Esto era algo muy común, excepto para la profesora de segundo grado de Hernández, la Sra. Young, era algo que la molestaba. Él recuerda que su profesora pidió una reunión con sus padres y que vino a cenar con su familia, pero al final de la cena, la Sra. Young tenía una conversación pendiente.

boy farmer

Ella explicó que no había ido para cenar, sino para hablar de sus hijos. “He tenido el placer de tener a sus 4 hijos en mi clase y ahora mismo, tengo a su hijo menor, José, y él tiene mucho potencial, pero me preocupa su educación”, dijo Young. Su padre estaba confundido porque la educación siempre había sido una prioridad para sus hijos, y por eso les pidió que pidieran a sus profesores 3 meses de deberes.

“No soy como otros campesinos, me importa la educación de mis hijos”, dijo el padre de Hernández. Sus hijos viajaban 2 meses al centro de California, 2 meses al sur de California, 5 meses al norte de California y luego 3 meses en México, eran demasiadas interrupciones.