La Terrible Experiencia De Una Madre Por Un Golpe De Calor

Hay muchos lugares en todo el país donde 100 grados es la norma y esas personas son conscientes de los peligros del calor. Pero, hay otros lugares donde el clima de 100 grados ocurre solamente cada cierto tiempo, así que a menudo nos ataca cuando disfrutamos del calor del verano al aire libre. Hay muchos peligros asociados con el calor, por lo que es tan importante conocer las señales.

Martha Garcia tuvo un susto con el calor después de que pasara con sus hijos demasiado tiempo fuera. La temperatura era de 102 grados en el exterior y ella llevó a sus hijos al parque. Se aseguró de ponerles protector solar e incluso tenía un poco de agua fría cerca para mantenerse hidratados. Más tarde ese mismo día, García llevó a sus hijos a nadar donde pasaron alrededor de una hora bajo el abrasador. Una vez más, aplicó protector solar y los miró mientras nadaban en la piscina.

Regresaron a casa y merendaron mientras jugaban fuera, ya que todavía llevaban los bañadores mojados. Fueron en bicicleta, corrieron y descansaron en el patio trasero disfrutando del sol.

Poco después García notó que su hijo parecía un poco cansado. En lugar de correr y jugar, sólo quería acostarse, completamente agotado. Notó que se movía lentamente y sólo quería sentarse, lo que le hacía pensar que algo iba mal.