Niños Que Miran Más De 3 Horas De TV Aumentan El Riesgo de Diabetes

Los niños que pasan demasiado tiempo frente a pantallas son más propensos a tener factores de riesgo que aumentan sus probabilidades de diabetes tipo 2, advierte una investigación reciente.

Ver televisión, jugar videojuegos o sentarse frente a una computadora u otro dispositivo por más de tres horas cada día se vinculó con más grasa corporal y una mayor resistencia a la insulina. Esos factores significan que el cuerpo es menos capaz de mantener los niveles de azúcar en la sangre bajo control, señalaron los investigadores canadienses.

Dijeron que limitar el tiempo que los niños pasan frente a pantallas podría ser necesario para prevenir problemas de salud más adelante.

“Nuestros hallazgos sugieren que reducir el tiempo frente a las pantallas podrían ser beneficioso para reducir los factores de riesgo de la diabetes tipo 2, tanto en los chicos como en las chicas y en distintos grupos étnicos desde una edad temprana”, escribieron los autores del estudio, liderados por Claire Nightingale, de la Universidad de San Jorge, en Londres.GIRL watching tv

“Esto es particularmente relevante dados los niveles en aumento de la diabetes tipo 2, el surgimiento temprano del riesgo de la diabetes tipo 2, y las tendencias recientes que sugieren que las actividades relacionadas con el tiempo ante las pantallas están aumentando en la niñez y podrían conformar las conductas relacionadas con las pantallas más adelante en la vida”, apuntaron los investigadores.

Investigaciones anteriores han mostrado que los adultos que pasan tiempo en exceso frente a la televisión o la computadora tienen un riesgo más alto de aumento de peso y diabetes tipo 2, explicó el grupo de Nightingale.

Dado que los jóvenes utilizan cada vez más dispositivos como las tabletas y los smartphones, los autores del estudio investigaron si ese riesgo también se aplicaba a los niños.

El estudio incluyó información de salud de casi 4,500 niños de 9 a 10 años de edad. Los jóvenes eran de tres ciudades en Reino Unido: Birmingham, Leicester y Londres.

Se midieron el colesterol, la resistencia a la insulina, los niveles de azúcar en la sangre en ayunas, los marcadores de inflamación, la presión arterial y la grasa corporal de los niños. También se pidió a los niños dar detalles de su uso diario de televisores, computadoras, videojuegos y otros dispositivos.